Cirugía Robótica da Vinci en IMED Valencia

da Vinci Xi surgical system

¿Qué es el sistema robótico da Vinci?


El sistema robótico da Vinci es a día de hoy la única tecnología disponible para acceder a una cirugía robótica real. Ofrece resultados iguales y mejores que la cirugía convencional, con los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva.

robot quirúrgico da Vinci Xi

Por cirugía robótica da Vinci se entiende la última evolución de la cirugía mínimamente invasiva, posterior a la laparoscopia, en la que el cirujano no opera con sus manos, sino manipulando un robot a distancia, permaneciendo sentado en una consola instalada dentro del quirófano. El sistema computarizado transforma el movimiento de las manos en impulsos que son canalizados a los brazos robóticos.

IMED Hospitales inicia en 2017 su Programa de Cirugía Robótica con la incorporación de un robot quirúrgico da Vinci Xi instalado en el Hospital IMED Valencia.

El objeto de esta iniciativa es poner a disposición de todos los pacientes esta tecnología de última generación para las indicaciones consolidadas, y estar en la vanguardia del tratamiento quirúrgico asistido por robot, con todas las ventajas que ello supone.

¿Cómo funciona el sistema da Vinci Xi?


El robot da Vinci Xi es, entre los sistemas da Vinci, la plataforma da Vinci más evolucionada, así como el sistema más avanzado para la cirugía robótica mínimamente invasiva.

Desarrollado en base al concepto de la «Immersive Intuitive Interface», es el único sistema robótico que:

  • Traduce los movimientos del cirujano de manera intuitiva, permitiendo un control total de la fibra óptica y de los instrumentos, evitando los complejos movimientos laparoscópicos;
  • Permite una visión real tridimensional del campo operatorio: el cirujano entra literalmente en un proceso de «inmersión», sin la ayuda de gafas ni otros equipos, con el fin de valorar lo mejor posible los planos de disección anatómicos y «vivir» la intervención quirúrgica casi desde dentro del cuerpo del paciente.
Funcionamiento de la cirugía robótica da Vinci

Además, el sistema robótico da Vinci Xi:

  • permite una visión en 3D con un aumento de hasta 10 veces, garantizando una claridad y precisión de los detalles considerablemente superior a la de la técnica laparoscópica;
  • elimina el temblor fisiológico de las manos del cirujano o de movimientos involuntarios;
  • posee cuatro brazos robóticos, intercambiables, montados en una única columna;
  • es compatible con las demás tecnologías normalmente presentes en las salas operatorias de todo el mundo;
  • está dotado de un sistema de posicionamiento por láser que permite optimizar el posicionamiento de los brazos en función del tipo de intervención seleccionado y de la posición de los trócares, para reducir el tiempo de preparación y de operación;
  • utiliza instrumentos con un diámetro de 8 mm hasta un máximo de 12 mm, denominados Endowrist, dado que permiten libertad de movimiento sobre 7 ejes (a diferencia de los 4 grados de los instrumentos de laparoscopia convencional) y una rotación de casi 360°;
  • permite una cirugía multicuadrante, es decir, efectuar intervenciones más complejas actuando sobre órganos situados en distintos cuadrantes anatómicos, sin la necesidad de prever cambios de posición del paciente o del robot;

CONSOLA QUIRÚRGICA

Es el centro de control. A través de la consola, el cirujano controla la fibra óptica y los instrumentos mediante dos manipuladores y pedales.

Consola del robot da Vinci Xi

CARRO DEL PACIENTE

Es el componente operativo del sistema da Vinci y se compone de cuatro brazos móviles e intercambiables, destinados a soportar la fibra óptica, y de instrumentos de 5 mm hasta un máximo de 8 mm.

Carro del paciente del robot da Vinci Xi

TORRE DE VISIÓN

Contiene la unidad central de elaboración de la imagen.

Torre de visión del robot da Vinci Xi

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía robótica da Vinci?


El sistema robótico da Vinci ofrece numerosas ventajas respecto a la cirugía abierta, la laparoscopia tradicional o la laparoscopia teleasistida más avanzada, tanto para los operadores como para los pacientes.

Ventajas de la cirugía da Vinci

Principales ventajas clínicas:

  • Radicalidad oncológica, es decir, extirpación con una mayor precisión.
  • Facilidad de acceso a anatomías complicadas.
  • Excelente visualización de los puntos de referencia anatómicos.
  • Visualización más detallada de los planos de hendidura.
  • Mayor precisión en el procedimiento demolitivo.
  • Mayor precisión reconstructiva.
  • Posibilidad de configurar la precisión del movimiento quirúrgico (escalas posibles 1,5:1; 2:1; 3:1).
  • Eliminación del temblor fisiológico.

Ventajas para el paciente:

  • Pequeñas incisiones con mejores resultados estéticos.
  • Menor necesidad de transfusiones.
  • Menor dolor postoperatorio.
  • Reducción del tiempo de hospitalización, que en muchos casos llega a reducirse incluso a la mitad.
  • Vuelta más rápida a las actividades normales.